Tratamiento de Lesiones Orbitarias

Tratamiento de Lesiones Orbitarias

Las fracturas de órbita son roturas que se producen en los huesos que rodean a los ojos.

Existen dos tipos:

  • Fracturas del reborde orbitario, que implican la ruptura del borde de la órbita
  • Fracturas tipo Blow-out, que afectan sólo a una pared interna o al piso de la órbita y mantienen un borde sano

Las fracturas de la órbita son completamente diferentes de las que pueden sufrir una mano o una pierna. La diferencia fundamental es que los huesos que rodean a los ojos sirven como soporte de las estructuras y músculos que accionan los ojos, pero no tienen movimiento. Por el contrario, los huesos del brazo o de la pierna sí poseen movimiento y por eso deben ser siempre inmovilizados.

La rotura de una o varias de las paredes óseas de la orbita se puede producir tras traumatismos sobre el globo ocular. Las paredes más frágiles de la órbita son la pared medial (lámina papirácea del etmoides) y el suelo de la órbita.

Otros Procedimientos

Los tumores palpebrales son muy comunes y en su mayoría benignos.

Saber más

Son aquellos tumores que se localizan dentro de la cavidad orbitaria.

Saber más

Las fracturas orbitarias más frecuentes son las llamadas “blow-out”,  en ella la fuerza del impacto que recibe el globo ocular es transmitido al resto de estructuras orbitarias, las paredes óseas interna e inferior, que son las más frágiles porque están formadas por finas láminas de hueso, pudiéndose romper con más facilidad.

El tratamiento para las fracturas de la órbita se basa en la administración de antibióticos y control. Aquellos pacientes que presenten visión doble o hundimiento ocular –enoftalmos–, o ambos, podrán ser tratados con cirugía.

Ésta se basa en elevar con extremo cuidado los contenidos de la órbita que se han desplazado, y colocar una placa para reemplazar el hueso roto. En algunas ocasiones, ello implica también el implante de tornillos y microplacas de titanio que resultan invisibles.

Posible causa

Posible causa

Entre las causas de las fracturas de la órbita se encuentran los accidentes automovilísticos, los golpes ocurridos en la práctica deportiva, la violencia interpersonal y otros.

Sintomas
Las fracturas de la órbita pueden producir como síntomas:

  • Visión doble
  • Hundimiento del ojo
  • Dolor en los movimientos oculares
  • Anestesia o disminución de sensibilidad en la mejilla y los dientes
¿Cuándo se tratan?
Se debe proceder a la reparación de la zona fracturada cuando se cumplan alguno de los siguientes indicadores:
  • Riesgo de daño del nervio óptico.
  • Ojo hundido más de 2mm (enoftalmos).
  • Visión doble debido a que alguno de los músculos del ojo ha quedado atrapado por la fractura.
  • En caso de existir alteraciones en la anatomía facial o craneal.